Ágil en movimiento y capaz de alcanzar todos los rincones, la mopa constituye un imprescindible de la limpieza en cualquier hogar.  Un gran aliado que, sin embargo, sufre cada uso y acaba por ennegrecerse con cierta rapidez. Y es que la frecuencia de uso incide directamente sobre su capacidad de limpieza.

Lo cierto es que incluso empleando un protector, la grasa logra hacer mella y restar eficacia provocando que los suelos de madera o tarima acaben, más bien, quedando opacos y resbaladizos tras su paso. Las causas de esta oscura decoloración pueden ser muchas, aunque lo más habitual es que se deba a la descomposición de los productos utilizados para que limpie mejor o porque no se lava con la frecuencia necesaria.

Sin embargo, con ciertas precauciones puede evitarse el problema. Basta impermeabilizar la mopa antes de su uso para impedir que surjan esas molestas manchas renegridas. Para ello se requiere  una bolsa de basura grande, cinta adhesiva y la gasa protectora habitual.

* Se despliega la bolsa y se coloca la mopa encima envolviéndola completamente.
* Se cierra herméticamente con ayuda de la cinta adhesiva.
* Se añade una capa adicional con la gasa de mopa y se cierra igualmente con la cinta.
* Se procede a su uso.

De esta manera se crea un sistema aislante que impide que el producto aplicado se oxide y ensucie la mopa. Es decir, que se trata de un pequeño gesto que aumenta su eficacia y prolonga su vida útil por no mencionar el ahorro de no tener que comprar una nueva cada pocas semanas.

Y para un resultado profesional, confía en Ecolaver, expertos en limpieza a domicilio convencional y profesional de todo tipo de espacios. Tu casa impoluta sin esfuerzo!

Servicios Ecolaver: Limpieza de viviendas nuevas, limpieza de viviendas habitadas, limpieza de viviendas de alquiler, limpieza de cocinas, limpieza de garajes, limpieza de colchones, limpieza de alfombras, limpieza de comunidades, limpieza de locales comerciales, empresas, restaurantes y cocinas de hotel. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − tres =